Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

Una pizca de Cine, Música, Historia y Arte

viernes, 8 de febrero de 2013

Un tranvía llamado deseo (fragmentos del guion)




"¿Recta? ¿Qué entiendes por recta? Una línea puede ser recta, o una calle ¿Pero el corazón de un ser humano? "

“Sea usted quien sea siempre he creído en la bondad de los desconocidos”

“No hay nada más lejos de la muerte que el deseo”.

“Blanche : -Bueno, pongamos las cartas sobre la mesa. Eso me conviene.  Sé que soy bastante embustera. Después de todo, la seducción en una mujer se compone en un cincuenta por ciento de ilusión. Pero cuando se trata de algo importante digo la verdad y la verdad es ésta: yo no he estafado a mi hermana ni a usted ni a nadie en mi vida.”

"Stella: A duras penas soporto que pase afuera toda una noche. Y si es semana estoy a punto de volverme loca. Y cuando vuelve, lloro sobre su pecho como una criatura.

Blanche: Supongo que eso es lo que llaman estar enamorada."



“Stanley : -Tengo la camisa pegada al cuerpo. ¿Hay inconveniente en que me ponga cómodo?

Blanche : -Hágalo, por favor.

Stanley: -Estar cómodo. Tal es mi lema y el de mi pueblo.

Blanche: -El mío también.  Cuesta trabajo conservarse fresco cuando hace calor. No me he lavado ni empolvado, siquiera... y... ¡Ya está usted a sus anchas!

Stanley : -Como sabrá, uno se puede resfriar si se queda sentado con la ropa húmeda puesta, sobre todo después de un ejercicio violento como los bolos. Usted es maestra... ¿verdad?

Blanche : -Sí.

Stanley: -¿Qué enseña?

Blanche: -Inglés.

Stanley: -Yo nunca fui un buen alumno de inglés. ¿Cuánto tiempo piensa quedarse, Blanche?”

“Blanche: -Usted es sencillo, franco y honrado. Un poco primitivo, diría yo. Para interesarlo, una mujer tendría que...


Stanley : -Tendría que jugar a cartas vistas.

Blanche: -Pues a mí nunca me ha gustado la gente ambigua. Por eso, cuando usted entró aquí anoche, me dije: «¡Mi hermana se ha casado con un hombre!» Naturalmente, eso fue todo lo que se me ocurrió pensar de usted en ese momento.”



“Stanley: -En el estado de Louisiana existe algo que se llama el Código Napoleón, de acuerdo con el cual todo lo que le pertenece a la esposa le pertenece al marido y viceversa.

Blanche: -¡Caramba! ¡Su aire impresiona, señor Kowalski! ¡Parece usted un juez!”



"Blanche: -Todo lo que tengo en el mundo está en ese baúl. ¿En que está pensando, por amor de Dios? ¿Qué hay en el fondo de su cerebro infantil? ¡Permítame que lo haga yo, será más rápido y más sencillo! Generalmente tengo mis documentos en esta caja de latón.

Stanley : -¿Qué hay ahí debajo?

Blanche: -Cartas de amor.  Amarillas de vejez, y todas del mismo. ¡Devuélvamelas!

Stanley: -Primero, les echaré una miradita.

Blanche : -¡El contacto de su mano es un insulto para esas cartas!

Stanley (mirándolas): -¡Déjese de farsas!

Blanche (forcejeando para arrebatárselas): -¡Ahora que las ha tocado, las quemaré!


Stanley: -¿Qué son?

Blanche : -Poemas. Los escribió un joven que ha muerto. ¡Lo herí como querría herirme usted a mí, pero no puede hacerlo! Ya no soy joven y vulnerable. Pero mi joven marido lo era, y yo... Bueno, qué más da. ¡Devuélvamelas!"





No hay comentarios:

Publicar un comentario